Paraíso Quetzal

IMG_3509
Vista desde la habitación

Se supone que esta entrada tenía que haber salido publicada hace 3 semanas atrás, pero entre una cosa y otra lo fui dejando pasar, pero ya les cuento.

Fuimos varios fotógrafos al “Cerro de La Muerte” a fotografiar Quetzales.
Aclaro que lo de “Cerro de La Muerte” no es porque sea peligroso ni nada por el estilo.
El nombre viene de que esta montaña divide San José (capital)  de Perez Zeledón (una ciudad bastante caliente), los que cruzaban para llevar productos de un sitio a otro, como hacían el recorrido a pie cruzando el cerro,  les tomaba un par de días y a veces, se quedaban  debajo de algún árbol en alguna pausa para descansar y del cansancio se dormían y por el frío morían de hipotermia.
Con el tiempo, eso fue cambiando pues iban dejando “cabinas” para que los viajeros tuviesen dónde descansar en algún lugar seguro y cálido, pero el nombre quedó así.
Aclarado el punto, vuelvo al  paseo,  fue algo diferente e interesante, nunca había ido con fotógrafos de aves a “cazar” quetzales y me gustó haber vivido la experiencia y en la mejor compañía.

Estas aves son  hermosísimas y el proceso para descubrir los nidos queda en manos de la gente especializada que notifican al guía fotográfico cuándo nace el pichón para entonces, ir al sitio, porque mientras no nace el pichón, los quetzales no salen del nido.

El hotel adonde llegamos se llama “Paraíso Quetzal“, apenas pisas el parqueo, te tropiezas con jardineras llenos de suculentas, hace frío, sí, pero es agradable. El primer día no paró de llover, lo que hizo que atrasáramos la excursión hacia el nido, pero pude disfrutar de un festival de colibríes que mansamente, se viene  y se posan en la mano.

Processed with VSCOcam with c1 preset

Processed with VSCOcam with 4 preset
Una de las cabañas.

Processed with VSCOcam with 7 preset

Processed with VSCOcam with 8 preset
11356370_373479459508773_132548934_n
Al día siguiente, la naturaleza fue benévola y nos regaló una mañana azulita y cálida, nos pidieron guardar silencio para no asustar al macho (que es el más apoteósico) y es quien sale a buscar comida para llevar al nido.

11312071_423204914525410_386173574_n
Ahí estábamos pues, 8 fotógrafos esperando en silencio, trípodes y teleobjetivos listos para cuando apareciera, uno de los guías con un telescopio Leica, nos avisaba cuándo “venía de regreso al nido” y de repente, ahí aparece, majestuoso, grande, colorido, hermoso, no entra al nido de una vez, más bien se queda como esperando a ver si no hay peligro y así entonces vuela hasta él, y todos callados empezamos a disparar las cámaras.

11357942_876584619075598_1643114207_n

11214080_10153883000853079_1877051859561841000_n
La cosa es casi una meditación, es súper interesante y una experiencia muy linda, aun cuando fotografiar  biodiversidad no es lo mío.

Les  dejo algunas fotos  más y los enlaces del hotel y de los que organizan estos tours que lidera Álvaro Cubero, uno de los mejores fotógrafos en ese estilo en Costa Rica.

11014687_10153891821193079_2093326218421106558_n 11231906_10153887784878079_4541602462606519177_n

Processed with VSCOcam with f1 preset
La habitación por dentro

IMG_3654

10391434_10153893385453079_423897192995311063_n 11295743_10153887985828079_8643323343990998181_n 11295743_10153887985843079_5309353433668218645_n 11295743_10153887985848079_8209006399476294165_n

Paraíso Quetzal Lodge en Facebook
Para tours, ver fotos hermosas de naturaleza  y para giras de biodiversidad: Alvaro Cubero.

Algunas de las fotografías están disponibles en canvas en Society 6

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s